Nací en los noventas, en una ciudad de clima insoportablemente semitropical del Occidente de México. Pero yo de tropical, tengo poco, la verdad.

parapecda
Yo, con un póster de Stieg Larsson en el fondo.

Después de pelearme mucho con la vida y de volverme casi experta en el arte de abandonar un empleo cada tres meses, por fin puedo decir que soy escritora de profesión. Soy becaria del Programa de Estímulos al Desarrollo y a la Creación Artística del estado de Jalisco (quién sabe por qué el gobierno decidió financiarme un libro de cuentos en el que me burlo de ellos a lo grande, pero bueno, allá ellos), estudio una maestría en Traducción y Nuevas Tecnologías, soy traductora y escritora freelance y también imparto un taller de Expresión Literaria en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud en Guadalajara.

Soy detective, agente secreto, bióloga, artista digital, programadora de inteligencias artificiales, historiadora y politóloga frustrada, así que mis cuentos son un mash-up raro que tiene un poquito de todo eso.

Mi dieta literaria consiste básicamente en Jorge Luis Borges, Roberto Bolaño, Isaac Asimov, Philip K. Dick, Enrique Serna, Carlos Velázquez, Herman Merlville, Haruki Murakami, Natsume Soseki y cuentos clásicos de fantasía, horror y misterio.

Estoy casada con un espadachín y todavía no tenemos mascotas.