Buscar

Daniela Guzmán del Gato

Escritora y traductora.

El Club de la Espera

Lo más raro de Moka era que no le gustaban las hamburguesas. Se lo pregunté desde el primer día en que llegó a ocupar el lugar que estaba a un lado del mío en nuestro pasillo de Monitoreo de Rendimiento.... Seguir leyendo →

Autómata

Anoche el autómata cruzó la frontera de mi patio. Me puso encima unos ojos crudos como de avellanas sin cáscara y me dijo “hazlo pronto, hace tiempo que espero”. Le dije “¿hacer qué?”, pero yo sabía. Yo sabía que un... Seguir leyendo →

Altar de Abortos de Cuento

Ahora que acaba de pasar el Día de Muertos, deberíamos de tomarnos un rato para hacerle un altar a nuestros abortos de cuento. Sí, hablo en serio. Todos tenemos por ahí ese texto en el que, después de mil o... Seguir leyendo →

Uncanny Valley

Blas y yo habíamos sido amigos desde la preparatoria y yo le tenía cierto aprecio, sí, pero pedirme que me creyera esa bufonada de que se había convertido en artista era ir demasiado lejos. Vamos, que el de la pinta... Seguir leyendo →

Joe T. Hodo y esta realidad que se sigue fragmentando

Así que hoy surfeaba el internet y me encontré con la noticia de que Joe T. Hodo, un tejano medio chambón, quiere ser presidente de México con un partido que se llama GUERO. Está a favor de contaminar la tierra porque, ¿para... Seguir leyendo →

No mates a los cerditos

¿Sabías que... la industria alimenticia no es la mayor causa de mortandad entre los cerditos? No, en realidad, la mayor parte de los cerditos mueren cada vez que un escritor utiliza una adjetivación gastada, una imagen que es un lugar... Seguir leyendo →

Bob Dylan gana o, ¿la desintegración de la literatura?

Me despierto y veo que por lo menos cinco de mis contactos han compartido que Bob Dylan ganó el Premio Nobel de Literatura. Pienso no puede ser. Se me ocurre que es una broma igual a la que estuvo circulando... Seguir leyendo →

Manifiesto en contra de la narrativa breve

Acabo de pasar por una crisis y es curioso: yo pensaba que la mayor crisis de un escritor era esto de que nadie te paga por hacer lo que te gusta, pero no es así. Cuando te profesionalizas descubres que,... Seguir leyendo →

Feministas, feministoides y feminazis

Tuve uno de esos días productivos en los que uno hace arder el mundo con un simple postcito de Facebook. ¿El motivo? Hace algunas semanas comenté en un blog una entrada que tenía el muy escandaloso título de “El coito... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑